Editorial del número 9 de la I Época

Publicado en Editorial Etiquetado con: ,

Número 9 de la I ÉpocaYa en el Editorial del nº 5 aparecido en noviembre 2008 nos hacíamos eco de la crisis relacionándola con el concepto de crisis de Caplan. Hoy, justamente dos años después, creemos oportuno volver sobre ello.

Por un lado, personas y familias, ni podían imaginarse hace no tanto tiempo, que tendrían que acabar pidiendo una cita con los trabajadores sociales de los servicios sociales para que les ayudaran porque: tienen dificultades para pagar la hipoteca; les resulta imposible adquirir leche para su bebé, o medicación básica, o alimentos; les van a cortar la luz,… etc.

Y es que, esas personas y familias, han visto desbordados sus recursos y capacidades personales (pérdida de subsidio por desempleo, pérdida de ahorros, bajo nivel formativo, etc.), han visto cambiar su situación social casi de forma repentina (en desempleo a mitad de la vida, pérdida de relaciones en entorno laboral, etc.), y ven acrecentada su vulnerabilidad.

En definitiva, cuentan con todos los ingredientes de una verdadera emergencia social por cuanto que el núcleo central, y en este caso exclusivamente, es la problemática social. Y lo preocupante es que, de no poner soluciones adecuadas y estables, estas personas van tomando la senda, casi sin darse cuenta, hacia la exclusión social.

Y por otro lado, los servicios sociales, el último reducto de los afectados, se enfrentan a un recorte nacionalmente conocido que, igualmente, tiene los visos de estar en una propia situación de emergencia social. O sea, la emergencia social en su propia casa.

Es la emergencia social de los demandantes y la de los proveedores.

Parece que “lo social”, máxime si es emergencia, todavía no cuenta con suficiente interés desde diferentes instancias públicas. Una cuestión que bien merece una reflexión sobre sus posibles causas.

En este número, apreciado/a lector/a, Sigfrido González, Rebeca Cordero, Darío Oviedo, Isabel Ferrer, Carlos Gracia y Antonio Ponz han aportado sus conocimientos, sus experiencias y su trabajo, a los objetivos de Psicosocial & Emergencias. Gracias, a ellos, por su esfuerzo, dedicación y generosidad a hacer posible este número y a ti, lector/a, por tu interés.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − 10 =