Modelos de intervención del trabajo social sanitario en Incidentes de Múltiples Afectados (IMA): La gestión de casos versus la intervención en crisis.

Experiencia en la intervención social hospitalaria en el atentado de Barcelona.

Las Ramblas un día de cada día

Las Ramblas un día de cada día. Foto: Laura Morro Fernández

Trabajadoras Sociales Sanitarias: Morro Fernández, Laura y Conti Merli, Mónica.

Hospital del Mar-INAD PSMAR, Hospital de l’Esperança PSMAR.

Contacto: lauramorrof@gmail.com

 

En recuerdo de todas aquellas personas que pasearon un día de agosto por las Ramblas de Barcelona…

 

Resumen

Este artículo es una reflexión sobre la intervención de los trabajadores sociales sanitarios del Parc de Salut Mar (PSMAR) durante el atentado perpetrado en Barcelona en el mes de agosto del año pasado. Esta intervención se enmarcó en un modelo teórico poco habitual en las emergencias, la gestión de casos. Los modelos teóricos nos sitúan casi siempre en el modelo de intervención en crisis, pero la especificidad hospitalaria, con el tiempo como factor determinante, dirigió la actuación a un modelo más efectivo en la emergencia psicosocial hospitalaria.

 

Palabras clave

Modelos de intervención, Incidente múltiples afectados (IMA), Trabajo Social Sanitario (TSS), case management, intervención en crisis.

 

Introducción

La tarde del 17 de agosto, mientras el desconcierto y el terror invadían las calles de Barcelona, los equipos sanitarios se prepararon para atender las necesidades clínicas y sociales  de los afectados y sus familias. El Hospital del Mar, situado en el distrito donde aconteció el atentado, fue la institución sanitaria que más heridos graves atendió, y activó su plan de emergencias, un plan que no contaba con una activación específica del personal de trabajo social sanitario (a partir de ahora TSS). Pero la dureza de la situación hizo que muchos profesionales fuera de servicio (era una tarde de verano) se ofrecieran para volver a los hospitales, entre ellos los TSS del PSMAR.

Durante las horas posteriores al atentado, cuando los servicios asistenciales a urgencias y quirófano funcionaban como un engranaje y con una gran capacidad de trabajo en equipo asistiendo las víctimas, los TSS concentramos nuestros esfuerzos en atender la gran demanda que acudía en tromba desde el exterior. La coordinación era una necesidad y una prioridad. Tan importante como la perfecta asistencia médica era poder implementar de la forma más coordinada y humana posible la ayuda psicosocial, organizando los equipos de atención y acogida, ofreciendo acompañamiento y asesoramiento de manera continuada.

La activación del equipo de TSS la realizó Dirección Médica y finalizó a las 72h del atentado. Durante estas horas los/las TSS asumieron tareas de la Unidad de Información y Atención al Ciudadano , además de las propias , ubicándose de forma estratégica en el punto de acceso al Hospital del Mar con el objetivo de recoger las demandas de información, atención, canalizándolas  y resolviéndolas en espacios habilitados a tal efecto.

Si bien en un primer momento el proceso de intervención se realizó mediante el triage social, clasificación de las personas con un criterio de prioridad de la necesidad social, (Soler, et al. 2010) posteriormente nuestra intervención se orientó a:

  • Realizar contención y apoyo emocional a los afectados y sus familiares.
  • Gestionar tareas de información a los afectados/as y familiares.
  • Mediar entre los afectados y otros sistemas intervinientes.
  • Gestionar de recursos para facilitar las tareas abordajes a los equipos intervinientes.
  • Realizar funciones de acompañamiento e intervención social con los afectados/as y sus familiares.
  • Gestionar las prestaciones básicas de supervivencia para los afectados y sus familiares.
  • Coordinar del voluntariado social y cívico.

Para realizar estas intervenciones se requería de un marco conceptual, un modelo teórico con una metodología que encajara con la situación de emergencia. Y dentro de los modelos de intervención en trabajo social había dos que se ajustaban a la situación: el modelo de intervención en crisis y el modelo de gestión de casos. Este artículo versa sobre la elección que realizamos y su justificación.

 

Los modelos de intervención social en el Trabajo Social Sanitario

Hospital del Ma

Hospital del Mar. Foto: Laura Morro Fernández

Los modelos de intervención son estrategias que han sido probadas, evaluadas y validadas dentro de un marco teórico-conceptual y que pueden replicarse con los mismos resultados (Hill, 1979).

En Trabajo Social tenemos una gran diversidad de modelos que proporcionan estas estrategias de intervención, que se aglutinan entorno a enfoques teóricos procedentes de los ámbitos de la psicología, sociología, la antropología o la medicina.

Autores como Werner Lutz o el antes citado, Ricardo Hill, dimensionan y describen los diferentes modelos, señalando los elementos que los definen como son los objetivos, los elementos teóricos, las técnicas, los sujetos de intervención, la naturaleza de la intervención, etc.

Dentro de los modelos que describen estos autores, hay dos que pueden ser aplicados en situaciones de IMA: el modelo de intervención en crisis y el modelo de gestión de casos.

1.- Modelo de intervención en crisis

La intervención en crisis o también llamadas terapias breves, surge de las teorías y metodologías de la psiquiatría americana con autores principales tales como Erich Lindemann y Gerald Caplan. Los TSS del ámbito de Salud Mental encontraron en dicha teoría un modelo ideal de aplicación en la intervención del trabajo social en situaciones de crisis. Algunos destacables como Rapoport, L. (1970), que atribuye  al trabajador social la capacidad para percibir la realidad, dar consejos y tomar decisiones en el momento en que el usuario está más confuso e inestable, a diferencia de otros modelos propone un rol menos directivo y una vinculación puntual con el usuario. Naomi Golan (citada por Viscarret, 2007) plantea un rol profesional situado en situaciones de crisis en la que las personas experimentan una ruptura vital importante y requieren respuestas rápidas en períodos cortos de tiempo, además de apoyo para movilizar sus propios recursos y poder superar el problema que provoca el desequilibrio emocional.

La teoría tiene unos conceptos muy básicos relacionados con la crisis que se tendrán en cuenta por parte del trabajador social tales como por ejemplo:

  • Que la gravedad de la misma es valorada según la percepción que tenga la persona.
  • Que, a veces,  las emociones pueden ser provocadas por la existencia de un nexo entre la crisis padecida en el momento, con alguna otra crisis del pasado.
  • Los acontecimientos son limitados en el tiempo de 4 a 6 semanas y se pueden resolver de forma adaptativa o desadaptativa. Respecto a esto último  la resolución de forma adaptativa se observa en 3 ejemplos: a) dominar la situación actual, b) elaborar conflictos pasados, y c) aprender estrategias para el futuro.

En la obra, Fundamentos del Trabajo Social (Fernández, 2009), Viscarret nos presenta las características principales de este modelo:

  • Intervención como una primera ayuda social.
  • No se elaboran estudios y diagnósticos para intervenciones a largo plazo porque el tiempo para el logro del cambio es muy escaso.
  • El objetivo es apoyar a  la persona a encontrar un estado de confort y serenidad emocional en el presente con respuestas rápidas y breves  centradas en aspectos emocionales y de aprendizaje de los propios recursos para hacer frente a los problemas.
  • Centrado principalmente en el Yo (aspectos afectivos, cognitivos, de adaptación), pero incorpora también el entorno y el medio ambiente como un factor relevante para la resolución de la crisis.
  • Limitado en el tiempo por lo se estructura en fases.

Según Du Ranquet (citado en Arricivita Amo 2013:87), se distinguen tres fases de trabajo:

  1. Inicial: Establecer la relación de ayuda
    • Centrarse en la situación
    • Percibir la realidad que vive la persona.
    • Organizar la acción
  2. Intermedia:
    • Reforzar la capacidad de las personas, supervisar tareas, redefinir el problema, etc.
    • Posibilitar la percepción realista de la situación.
    • Inducir a movilizar red social necesaria
  3. De la intervención:
    • Evaluación y previsión de lo pendiente.
    • Aceptación de la finalización de la intervención por parte de la persona/grupo.

 

2.- Modelo de gestión de casos

La Gestión de Casos es un modelo que surge en el ámbito de la gestión clínica con el objetivo de  planificar, coordinar, implantar y evaluar la eficacia y eficiencia de los cuidados que se proporcionan al enfermo y a la familia en las instituciones sanitarias.

Surgido en Estados Unidos (Acta estadounidense de Servicios Coaligados de 1971) como método de provisión de servicios en el que un profesional del trabajo social valoraba las necesidades del cliente, y de su familia con el objetivo de organizar, coordinar, monitorizar, evaluar un grupo de múltiples servicios para satisfacer las necesidades complejas de un cliente. (ASW, 2013)

Moxley (1989) definió al gestor de casos como el profesional que coordina una red de soporte formal e informal para optimizar el buen funcionamiento y el bienestar de las personas con múltiples necesidades. El perfil profesional de este profesional desde un inicio fue el trabajador social sanitario, ya que en su práctica diaria ya utilizaba métodos de actuación integral (CaseWork).

Pero en la década de los ochenta la crisis de los sistemas sanitarios en los E.E.U.U hizo que se modificaran los sistemas de reembolso de las prestaciones sanitarias, trasladando la gestión del case management a la profesión de enfermería (1983) por lo que los trabajadores sociales fueron perdiendo terreno frente a la enfermería ya que este colectivo fue contratado para comunicarse con las compañías de seguros. Este cambio económico hizo que la gestión de casos realizada por los profesionales de Trabajo Social fuera substituida por profesionales de la Enfermería, que asumió este papel, y así fue como, cuando se exportó este modelo de gestión al sistema sanitario español, los/las profesionales de la enfermería asumieron su gestión.

El modelo de gestión de casos trata de proporcionar al usuario/paciente y a su familia la asistencia necesaria para tratar problemas complejos que requieren de la intervención de múltiples servicios o agentes.

Las características de la intervención social según este modelo son (ASW, 2013):

  • El centro de la intervención es el usuario y/o la familia, adaptando los servicios a sus necesidades.
  • Primacía de la relación entre el usuario y el TSS: alianza con el usuario para conseguir los objetivos.
  • Perspectiva ecológica del usuario y su contexto.
  • La intervención se basa en las fortalezas del individuo, apoyando la resiliencia y potenciando el crecimiento y desarrollo inherente al individuo.
  • Trabajo en equipo: colaboración con otros TS, otras disciplinas y otras organizaciones equipo colaborativo.
  • Enfoque en diferentes niveles, del micro al macro: la intervención está dirigida a provocar el cambio en el individuo, familias, grupos o comunidades
  • Compromiso de los usuarios.
  • Desarrollo e implementación de un Plan de cuidado.
  • Monitorización de la prestación del servicio

 

Intervención en crisis versus gestión de casos en la atención hospitalaria

El modelo de intervención en crisis es el modelo más aceptado por los diferentes autores especializados en emergencias y catástrofes, ya que contempla las respuestas complejas a nivel psicosocial de la población. Es un modelo compartido con los profesionales de la ayuda psicológica, y que funciona para el tratamiento del afectado en su medio. Pero cuando la necesidad de ayuda social está vinculada al centro hospitalario, el factor tiempo, es el que determina que el modelo de intervención sea la gestión de casos. La organización hospitalaria ante la atención masiva de víctimas, debe afrontar la actuación canalizando en un gestor la coordinación de los diferentes agentes implicados, con poco margen de tiempo (máximo 72 horas).  El trabajador social sanitario es el profesional que puede liderar esta gestión de casos al ser el más versátil en sus funciones, tanto sanitarias como sociales, haciendo de nexo entre la comunidad y el hospital. La función del trabajador social sanitario en la gestión de casos en IMA  es la de liderar la actuación, garantizando la continuidad asistencial en la atención sanitaria y social de las víctimas y de sus familiares, atendiendo a la diversidad de necesidades provocadas por el incidente.

No hay dudas de que, según Flexner (citado por Dolors Colom, 2015),  el trabajador social sanitario por su especialización y ámbito de trabajo es un gestor de casos por excelencia.
A través de dicho modelo se pudo ejercer las actividades necesarias para dar soporte psicosocial a todos los afectados y trabajar de forma integral con los profesionales y equipos (externos e internos) implicados en cada uno de los casos.
De por sí, en el ámbito de la intervención sanitaria, el modelo de gestión de casos es innato al TSS; la coordinación, el trabajo interdisciplinar requiere del trabajador social como gestor de todas las dimensiones vitales de las personas afectadas, es decir los aspectos familiares, económicos, medioambientales y personales que pueden estar afectados y lograr el objetivo transversal de la emergencia en sí: la atención rápida y resolutiva para el logro del alta hospitalaria y  asegurar la continuidad asistencial.

Parte del equipo de 26 trabajadoras sociales sanitarias del Parc de Salut Mar (PSMAR).

Parte del equipo de 26 trabajadoras sociales sanitarias del Parc de Salut Mar (PSMAR). Foto: Laura Morro Fernández

 

Lecciones aprendidas: oportunidades y aspectos a mejorar

La redacción del presente documento nos ha permitido una reflexión de la actuación de los TSS en casos de emergencia en el marco hospitalario. El conocimiento adquirido durante estos días nos debería permitir un análisis de las oportunidades y estrategias de mejora para actuaciones futuras.

Oportunidades

Respuesta altamente satisfactoria de todos los colectivos profesionales del PSMAR, en el caso concreto de los/as TSS, todos/as profesionales se volcaron en las labores de ayuda.

El trabajo transversal con diferentes instituciones que ha permitido la atención integral de las víctimas y sus familias.

La gestión de los casos por parte de Trabajo Social ha posibilitado garantizar la atención integral teniendo en cuenta los múltiples agentes intervinientes

Valoramos muy positivamente el apoyo de la Dirección Asistencial a la labor de apoyo social realizado por Trabajo Social.

Alto grado de independencia en la organización, lo que ha significado un reconocimiento a las capacidades del colectivo profesional.

Aspectos de mejora

Necesidad de crear una cartera de ayudas y servicios específicos de las situaciones de terrorismo. Hasta ahora desconocíamos las características especiales de los casos de terrorismo y las actuaciones pertinentes, por lo que es importante tener un conocimiento amplio del tema.

Mejorar la comunicación intrahospitalaria: es muy complejo la coordinación entre diferentes servicios del hospital, por lo que deberíamos mejorar los canales de comunicación, para ofrecer una atención integral al paciente.

Para finalizar queremos agradecer a todo el personal del PSMAR el apoyo y soporte que nos han brindado a todos y todas las trabajadores/as de la institución. El respeto que nos han brindado nunca lo olvidaremos.

 


 

Bibliografía

Arricivita Amo, Ángel L. (2013). “Manual para trabajadores sociales y otros profesionales de la ayuda” Psicosocial & Emergencias: Gráficas Alós, Huesca, España.

Colom, D. (2015) “La Gestión del Caso versus la gestión de cuidados: el trabajador social sanitario gestiona casos y la enfermería gestiona cuidados” Blog de los Trabajadores Sociales Sanitarios del siglo XXI
https://trabajosocialsanitario.blogs.uoc.edu/2015/02/26/la-gestion-del-caso-versus-la-gestion-del-cuidado-el-trabajador-social-sanitario-gestiona-casos-y-la-enfermeria-gestiona-cuidados/   .Consultado el 06/04/2018

Fernández, T. (2009) Fundamentos del Trabajo Social. Alianza Editorial, Madrid.

Hill, Ricardo (1976). Caso Individual. Editorial Humanitas, Buenos Aires.

Lutz, W. (1970) Modelos emergentes en la práctica del trabajo social con individuos y familias. Mimeo: Universidad de Rio Piedras, Puerto Rico. 1970:25.

Moxley, D. P. (1989). Practice of Case Management. Newbury Park, CA: Sage Human Service Guide 58.

ASW Standards for Social Work (2013). ”Case Management” .National Association of Social Workers.

Rapoport, L. (1970). “Crisis Intervention as a Mode of Brief Treatment”, en R. W. Roberts y R. H. Nee (eds.) Theoríes of Social Casework, Chicago, University of Chicago Press.

Soler, W., Gómez Muñoz, M., Bragulat, E., & Álvarez, A. (2010). “El triaje: herramienta fundamental en urgencias y emergencias”. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 33 (Supl. 1), 55-68.

Viscarret, Juan Jesús (2007). Modelos y métodos de intervención en Trabajo Social. Madrid: Alianza.

 

Laura Morro y Mónica Conti

Trabajadoras Sociales Sanitarias: Morro Fernández, Laura y Conti Merli, Mónica. Hospital del Mar-INAD PSMAR, Hospital de l'Esperança PSMAR.
Contacto: lauramorrof@gmail.com
2 respuesta a "Modelos de intervención del trabajo social sanitario en Incidentes de Múltiples Afectados (IMA): La gestión de casos versus la intervención en crisis.

Experiencia en la intervención social hospitalaria en el atentado de Barcelona.

"
  1. HECTOR ROJAS GIL dice:

    EXCELENTE TRABAJO, MUY BIEN COLEGA DESDE LA CIUDAD DE MEXICO ENVIO MIS FELICITACIONES A TU TRABAJO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.