Sobre el feminicidio guatemalteco

Publicado en El recorte Etiquetado con: , ,

María Toj, víctima y testigo de las agresiones, junto a su nieta. Foto: Ofelia de Pablo y Javier ZuritaLa violencia en sus múltiples caras constituye una experiencia extrema para quien la vivencia y su entorno más próximo. Pero además, en el caso de Guatemala, ya podemos saber que no se trata de un caso aislado: La Comisión del Esclarecimiento Histórico de Guatemala documenta el genocidio al que ha sido sometido todo un pueblo, durante 36 años (1960-1996), haciendo especial incidencia en que la mayoría de las víctimas son mujeres indígenas de origen maya.

Lo verdaderamente importante empieza cuando las mujeres guatemaltecas sobrevivientes, son capaces de poner palabras a lo que les hicieron, al sufrimiento físico y psicológico, al rechazo de su propia comunidad “por decir la verdad”, y lo que es más duro… el de sus propios maridos.

A partir del conocimiento de la verdad, la justicia es posible y necesaria; en este sentido, en España se ha admitido a trámite «una ampliación de la querella de 1999 en la que se contempla como crimen internacional la violencia de género en Guatemala durante el conflicto».

Sin duda, un paso más en la recuperación de la visibilidad y la dignidad de cada una de las mujeres y de toda una comunidad como parte del proceso de rehabilitación psicosocial.

Más información en el reportaje publicado por el diario El País el 16 de octubre de 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + tres =