La Ecología Emocional desde el Trabajo Social

Publicado en Artículos y reflexiones, De autor Etiquetado con: , , ,
Foto: Mª Teresa Ruiz y Vecino

Foto: Mª Teresa Ruiz y Vecino

María Teresa Ruiz y Vecino

Trabajadora Social, Terapeuta Sistémica y Posgrado Medicina Naturista.

Palabras claves: Ecología, Emoción, Trabajo Social.

Para definir la Ecología Emocional desde un punto de vista integral a la vez que armonioso, hacemos referencia a la sostenibilidad de las emociones, al tránsito por donde circula la sabia que transforma el conflicto o problema en una respuesta más equilibrada para su resolución con el menor coste energético para el individuo, grupo o comunidad.

Se podría decir que es el arte de gestionar las emociones propias desde el propio Trabajador Social de manera que, al crecer personalmente, aumente el cuidado también del entorno y de todos los seres vivos que habitan en él.

Es el equilibrio lo que nos permite tener una visión más amplia de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, ya que somos seres en constante construcción y constantemente nos estamos creando a medida que escogemos y tomamos decisiones.

Cuando escogemos crear, somos parte ya de la solución del otro en vez de formar parte del problema. Es así cuando nos preguntaremos si nuestra elección hará del mundo un lugar mejor. El hombre necesita ir de un sitio a otro para tener la sensación de que se recorre a sí mismo. Y es en esta sociedad tan cambiante, donde como Trabajadores Sociales nos tenemos que incorporar al movimiento interno para entender el cambio externo. Puedes informar de lo que sabes pero sólo puedes transmitir lo que tú eres.

Los dos valores principales: responsabilidad y conciencia del impacto global. Somos responsables de quiénes somos y del mundo que tenemos. Al tomar decisiones hay que tener en cuenta el impacto de la elección que hemos hecho. Es decir, coste y beneficio de la decisión tomada.

Pensando. Foto: Mª Teresa Ruiz y Vecino

Pensando. Foto: Mª Teresa Ruiz y Vecino

Todo aquello que pensamos, sentimos y hacemos tiene un impacto en nosotros, en los otros y en el mundo.

¿Cuántas veces nos quejamos de cómo va el mundo? ¿De lo que le pasa a la gente?

¿Pero de lo que nos pasa a nosotros? ¿Nos lo preguntamos a menudo?. Es responsable, aquél que responde.

Todo lo que hacemos o dejamos de hacer va a tener unas repercusiones en cascada y hemos de ser conscientes de que nadie podrá aportar aquello que nosotros dejamos de dar en orden a crear el mejor tapiz de la humanidad.

Cuando alguien sufre, toda la humanidad también sufre un poco más y así con todas las emociones ya sean positivas o negativas; nos gusten más o menos.

Mi armonía o desarmonía se ve reflejada tal que neurona espejo en los demás y también en el mundo, pues todo aquello que haces a los otros también te lo haces a ti mismo.

La primera ley de la Ecología Emocional: Diversidad y riqueza de afectos. Y, si algo tiene que ver con el Trabajo Social es, precisamente, la diversidad y abundancia de la vida natural.

La segunda ley de la Ecología Emocional: Interdependencia afectiva de todas las formas de vida. Es totalmente cierta el que todos dependemos de alguna manera de los otros.

Tercera ley: Los recursos son limitados y hemos de gestionarlos bien. Será pues la administración de los recursos nuestro punto de referencia prioritario.

Principios Gestión de las Relaciones

– La autonomía personal. Ayúdate a ti mismo y los demás, te ayudarán.

– Prevención de dependencias; no hacer por los otros lo que pueden hacer por sí mismos.

– Reconocimiento de la individualidad y la diferencia. No hagas a los otros aquello que quieres para ti. Ellos pueden tener gustos diferentes.

– Moralidad natural: Dar prioridad siempre a las respuestas que la propia naturaleza del individuo es capaz de asumir.

Y para finalizar, decir que el Trabajo Social es eminentemente ecológico cuando se trabaja desde la propia sostenibilidad de las emociones para enseñar a los otros qué es lo más inteligente.

Obviamente, a la vista de lo anteriormente expuesto, el campo  del trabajo social en emergencias, ya sean éstas individuales o colectivas, puede beneficiarse de la Ecología Emocional tanto en acciones preventivas como asistenciales.

 

Mª Teresa Ruiz y Vecino
Latest posts by Mª Teresa Ruiz y Vecino (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − veinte =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.